“Yo No Soy Palermo, Soy Palacio”

262125241.jpg

Rodrigo Palacio, sin vueltas: “Estoy contento por cómo rendí en el campeonato, yo creo que pronto llegarán los goles, es que si yo definiera como Palermo o Boselli haría un montón de goles. Pero soy Palacio y tengo otras virtudes”, expresó el atacante xeneize.“Si definiera como Palermo o Boselli, haría un montón de goles”, dijo en relación a las pocas conquistas que marcó este año, aunque resaltó que tiene otras virtudes que lo destacan en el fútbol profesional. “No soy un excelente definidor pero he metido muchos goles, pero ahora como que se me cerró el arco, pero igual estoy conforme con los que estoy haciendo en mi carrera”, sostuvo el jugador.Palacio, en la entrevista, dijo que “Boca está bien a pesar de que no se dieron los resultados esperados en los últimos partidos. Estamos bien y con muchas ganas de salir adelante”, remarcó.

Al ser consultado sobre si es tan popular en su ciudad natal, Bahía Blanca, como lo es el basquetbolista Emanuel Ginóbili, Palacio, en tono humilde, dijo: “No soy el más popular, porque Ginóbili es el más grande del básquet en la Argentina y obviamente en Bahía Blanca es el más conocido, el mas famoso”.

Posteriormente, la charla giró en torno a lo que hará este fin de semana, ya que Boca les dio dos días libres a sus futbolistas para que puedan votar en las elecciones presidenciales y descansar previo al partido frente a Racing, que se jugará el sábado próximo en Avellaneda.

“Vamos a recargar las pilas. Este fin de semana viene bien para disfrutar de la familias, de los amigos, porque a veces los vemos muy poco”, contó el jugador que se aprestaba a viajar a Bahía Blanca.

Preguntado si ya le llegó el momento de irse de Boca -en los últimos meses se conoció una oferta del Lyon, de Francia- Palacio respondió que está contento en Boca “y entonces hay que ver si hay una oferta que le convenga al club”.

“Si me tengo que quedar, me quedo sin problemas”, aseveró el jugador que firmó un contrato con Boca Juniors hasta el 2010, y luego reiteró que en la faz personal y futbolística se encuentra “bien” y contento porque a su juicio rindió bien en esta temporada.

“En lo personal me siento cómodo por cómo rendí en el campeonato, se que no llegan los goles, pero ya llegarán, estoy contento con mi presente”, acotó.

Cuando se le preguntó si su hermano, hincha de Racing, se enojará si le convierte un gol al equipo de Avellaneda, Palacio contó que una vez, jugando para Banfield, le marcó un gol a Racing. “Esa vez, mi hermano no me habló por un tiempo, pero ahora será distinto ya que quiere que nosotros pasemos a Independiente”, concluyó.

Saludos

Solo 1 Punto Más

foto0.jpg

En La Bombonera, Boca y Estudiantes empataron 1 a 1 en un partido correspondiente a la 14ª fecha del torneo Apertura.

Al minuto de juego, cuando ambos equipos estaban acomodándose en la cancha, un centro desde la derecha cayó en el área de Boca y Pablo Piatti, en soledad, remata de primera para vencer a Caranta.

El equipo dirigido por Miguel Russo busco la igualdad como pudo. Primero Pablo Ledesma entró por la derecha remató y la pelota se va cerca del arco de Andújar. Luego, a los 33 minutos, un tremedo zurdazo de Ibarra reventó el travesaño.

En la segunda parte nuestro equipo salió a buscar la igualdad, con la proyección de Ibarra. A los 21 Neri Cardozo, recientemente ingresado al campo de juego, remató apenas afuera luego de una buena jugada individual. El empate se acercaba.

Hasta que a los 27 Morel Rodríguez metió la pelota en el área, Rodrigo Palacio la peinó para que Palermo la empujara a la red y así lograr la igualdad.

Minutos después Pablo Alvarez vio la roja en Estudiantes por una falta sobre Carlos Bueno. Enseguida Pablo Ledesma cortó con falta un contragolpe del Pincha y tambien se va a las duchas antes del final del partido.

Sobre el final Boca buscó como pudo el triunfo, pero no pudo vulnerar a la defensa de Estudiantes y de esta manera se tuvo que conformar con la igualdad.

Saludos

Feliz Día De La Madre

copia-2-de-copia-de-1192977962_f.jpg

En este día tan especial quiero desearle un feliz día a mi mami que la amo con todo mi corazón.

A la mami de este Bombon Argentino darle las gracias por haberlo tenido y por educarlo tan bien, enseñandole que con humildad, sensillez, respeto y mucho esfuerzo siempre va a conseguir todo lo que se proponga y en especial el cariño de la gente que tanto lo alienta cuando él más lo necesita.

Felicidades a todas las Madres Bosteras

Saludos

Venta De Entradas Y Agenda

1192721812_f.jpg

Agenda Del Plantel 

El plantel profesional entrenará este viernes, desde las 10 hs, en Casa Amarilla. A partir de las 23 hs. se concentrará en el Hotel Intercontinental.

El sábado, en tanto, la práctica comenzará a las 10.30 hs, también en Casa Amarilla (A puertas cerradas).

El domingo, desde las 16.10 hs, Boca recibirá a Estudiantes, de La Plata (a las 13.45 hs. jugará la Reserva).-

Venta De Entradas

Este domingo, a partir de las 10 hs. se pondrán a la venta plateas y generales en las boleterías de Casa Amarilla para los socios y simpatizantes de Boca Juniors, para el partido ante Estudiantes, de La Plata.

“No Estoy En Mi Mejor Momento”

f016bh25.jpg

La Joya reconoce su bajón futbolístico y dice que es porque los rivales ya lo conocen y aprendieron a marcarlo. “Es difícil poder mantener el nivel”, justifica.
Tiene algo diferente al resto. No, no es una obviedad. Rodrigo Palacio no es sólo un distinto por lo que es capaz de generar con la pelota, sino también por lo que logra cuando está cerca de los micrófonos. Elige hablar poco, muy de vez en cuando, lo que lustra su chapa de antihéroe. Pero claro, cuando lo hace, se abre, se suelta, no tiene cassette, no intenta vender nada ni disimular la realidad. Por eso, entonces, es que sus palabras tienen tanto valor cuando decide pronunciarlas. No le da vergüenza asumir su presente sin brillos ni luces, aunque los hinchas, el técnico y sus compañeros lo banquen igual. “No estoy en mi mejor momento”, admite sin miedo al ridículo o a la sinceridad. Y eso es parte de su encanto.
—¿Por qué estás así? —Los primeros años fueron los mejores. Por supuesto que es bastante difícil mantener el nivel cuando los rivales te conocen, saben cómo marcarte y en muchos casos lo hacen bien. Pero estoy conforme respecto al semestre anterior. Pero debo seguir trabajando para seguir creciendo.

El dato que tira Palacio, en su charla con Somos Boca (AM 740), es verídico. El Clausura 2007 lo terminó con un promedio de 5,92, mientras que en este Apertura, y a pesar de haber estado ausente ante Newell”s por su corte en la rodilla derecha, ya tiene un 6. Desde que arrancó este semestre, fue la figura ante Olimpo y tuvo grandes actuaciones con Independiente (3-2), Banfield (6-0) y San Lorenzo (2-0). Claro, la diferencia está en los goles: el campeonato pasado, en 13 partidos convirtió siete. En estas 12 fechas que lleva jugadas, apenas metió dos…
-¿Qué pensás de lo que se habló del Súper?

—Contra River se nos criticó mucho la actitud y yo no estoy tan de acuerdo. En realidad no nos salió una. Trabábamos y la pelota salía para el lado de ellos, nunca nos quedaba una a nosotros, íbamos a buscarla y llegábamos un segundo tarde. Corríamos todas pero siempre terminábamos perdiendo. Eso te termina destruyendo.

—¿Cómo se soluciona?

—Metiendo. En lo personal trato de pelear todas las pelotas, molestar a los defensores rivales para de esa forma ayudar al equipo. No sólo yo, sino todos mis compañeros, cuando las cosas no salen en lo futbolístico, queremos tapar eso con ganas y actitud.

Se le nota cuando está de malhumor. Repercute en su rostro y en su aspecto. Sin embargo, y más allá de no esconder su fastidio, siempre intenta levantarse. Por eso, a diez días del superclásico, ya borró el gesto de enojo y va por más ante Estudiantes.

—¿Qué te pide Russo?

—Me deja jugar con total libertad. Puedo moverme por dónde me sienta más cómodo. A mí me gusta jugar tirado a la izquierda. Pero si en algún partido veo que puedo complicar más por la derecha, que puedo moverme con tranquilidad, por ese lado voy.

—¿Por qué la izquierda?

—Me siento más cómodo. Es una costumbre… Será para enganchar hacia adentro y aprovechar mi pierna hábil para rematar al arco o asistir a un compañero.

—Si Boca gana cinco y empata un partido es campeón. ¿Coincidís?

—El torneo está abierto. No me puse a hacer cálculos. Pero seguro que si ganamos cinco y empatamos uno, somos campeones. Por eso el grupo está convencido de que hay que ir en busca de la mayor cantidad de puntos posibles.

Fuente: Olé

Saludos

Anularon A Rodrigo

1191873976_f.jpg

No ataca Boca. Ataca su instinto. Porque pierde. Porque es un clásico. Porque no le queda otra. Y aun así, ataca poco. Demasiado poco, si por ataque se entiende generar una situación de gol. Palermo lucha en el aire con los centrales de River. Lucha, claro, porque juego y centros no le llegan. Otra vez Martín sufre la falta de asistencia. Palacio quiere, pero no puede. Pierde con Ponzio, una, dos, tres veces. Y se enoja. Con él. Con Baldassi. Con el ocasional lateral izquierdo de River. No es normal verlo a Rodrigo así, con tanta bronca. Pero tampoco es casual. Es todo un síntoma.Así se fue la tarde de Boca en el Monumental: a contramano. Así se fueron sus chances de lastimar, de preocupar, de descontar, porque jamás pudo pensar en el empate (en realidad, siempre estuvo lejos de todo). Además de impotencia, hubo muy pocas ideas. Y llegadas. Apenas dos con cierto riesgo para Carrizo. Las dos en los pies de Morel, otro resumen del escaso peso ofensivo del equipo: un tiro libre que encontró al arquero de River bien parado y un zurdazo en el final del partido (tras una pelota que le bajó Palermo), que también terminó en los guantes del 29.

Antes del partido de ayer, sólo en tres encuentros Boca no había convertido goles en lo que va del torneo (Central, Colón y Newell”s), pero en ninguno tuvo tan pocas chances como ayer. Influyó que tuvo un jugador menos y las características de ese jugador. Pero en ningún momento mostró decisión, ni profundidad, ni desborde. ¿De todo eso tuvieron la culpa Palacio y Palermo? Claro que no. Ninguno funcionó en lo suyo, pero tanto como ellos, lo que falló fue, claramente, el circuito ofensivo. Porque Gracián no fue ni conductor ni generador de fútbol, porque Neri no pesó ni pasó y porque Ledesma tampoco rompió ni provocó.

Todo eso llevó a que Palermo tuviera que retrasarse para intentar pivotear y, de todos modos, lo hizo poco y sin resultado. En el área, casi no tuvo acción: apenas un centro de Morel que Martín buscó cabecear y terminó desestabilizado. Es decir, ni siquiera contó con una chance clara de arriba (a diferencia de lo que había pasado ante Newell’s, cuando a pesar de que el equipo jugó mal, igual tuvo dos). En el aire, entonces, perdió casi siempre con Sánchez y Tuzzio. Y en ese contexto, Palacio no sólo no pudo asistirlo sino que también le faltó la explosión de otros partidos. A su favor: jugó demasiado solo, con muy poco margen de descarga por la buena marca y presión rival. Poco pudo hacer, en definitiva, para quebrarla. Y Boca, así, se quedó sin armas ofensivas. Justo en el partido que más las necesitaba.

Olé

Saludos

Volvió Y Boca Ganó

7295278_7_1.jpg

El partido empezó cerrado y muy parejo. Boca mostró más actitud, y aunque le costó generar fútbol siempre tuvo la iniciativa y fue al ataque.

A los 36 minutos de la primera mitad, Neri Cardozo escapó por izquierda y tiró de zurda un centro perfecto para la entrada de Martín Palermo, que saltó más alto y batió a Orión con un cabezazo al piso.

El Titán puso el 1 a 0 y era justo.

En la segunda etapa Boca mantuvo su agresividad y sacó máximo aprovecho de la vuelta de Rodrigo Palacio.

La Joya desbordó por la derecha, llegó hasta el fondo y sacó el centro para Palermo. El goleador puso la cabeza, la pelota reventó el travesaño, se la llevó por delante Méndez y terminó en el fondo de la red. Era el 2 a 0.

Una victoria muy importante que no sólo pone al equipo a tiro de la punta, sino que refuerza el ánimo para visitar a River, el próximo domingo.

Boca Juniors

Saludos